Heel: Medicina Biorreguladora

Hoy en día, conocemos la lucha entre los medicamentos clásicos (químicos) y los medicamentos homeopáticos. ¿Qué hacer? ¿Cuál es el más adecuado para nosotros? Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes.

Laboratorios Heel nos presenta una gama de productos con un concepto distinto para actuar frente a distintas afecciones: La Medicina Biorreguladora.

La Medicina Biorreguladora es un concepto médico que representa un puente entre la homeopatía y la medicina convencional. La Medicina Biorreguladora se basa en regular los procesos de autodefensa del organismo frente a las diferentes sustancias patógenas causantes de la enfermedad. Están compuestos de principios activos naturales y, a diferencia de los medicamentos denominados ‘químicos’ (los cuales suprimen las vías metabólicas) los medicamentos biorreguladores modulan las respuestas biológicas del organismo sin suprimirlas, lo que les otorga su alta tolerabilidad y su ausencia de efectos secundarios.

¿Que afecciones trata Heel?

Inflamación y Dolor

Tras un golpe, esguince… la zona afectada se hincha. Esto es debido a que se produce una inflamación como resultado de la lesión, y tras ello el dolor.

La inflamación no es más que una respuesta de defensa de nuestro propio organismo, cuya finalidad es eliminar el agente que está causando la lesión. Es decir, la inflamación es el mecanismo que tiene nuestro organismo para curar la lesión.

Hay dos maneras de tratar la inflamación:

  1. Suprimir el proceso inflamatorio: antiinflamatorios clásicos como los AINEs (ibuprofeno, diclofenaco, etc) o los corticoides. Este tipo de medicamentos bloquean la inflamación. Al desaparecer la inflamación desaparece también el dolor asociado a ella, por lo que puede parecer que la lesión está curada. Pero no es así, ya que la inflamación es solo el síntoma de que algo no está bien, y por tanto suprimiéndola eliminamos el síntoma, pero no la lesión.
  2. Modular el proceso inflamatorio: Teniendo en cuenta que la inflamación no es un proceso perjudicial, sino que es una respuesta de defensa de nuestro organismo ante una lesión (como ocurre con la fiebre), parece lógico pensar que la mejor forma de tratarla no es suprimirla, sino modularla. De esta manera dejamos que el organismo continúe luchando contra el agente que está causando el daño, tratando de eliminarlo. Al modular evitamos que la zona se hinche, y por tanto evitamos la aparición de dolor.

Heel para este objetivo nos presenta Traumeel, el primer medicamento Modulador de la Inflamación del mercado, que regula el proceso inflamatorio, reduciendola y el dolor asociado, pero sin suprimir este proceso natural de defensa del organismo.

Teniendo en cuenta todo esto, podemos deducir que el uso de un Medicamento Modulador de la Inflamación tiene muchas ventajas para el paciente, con respecto a los antiinflamatorios convencionales, sobre todo cuando hablamos de mayor seguridad y mínimos efectos secundarios.

Además, otra ventaja importante de Traumeel con respecto al resto de antiinflamatorios es que no tiene efectos sobre el dopaje.

Traumeel al modular la inflamación, actúa también en las patologías que conllevan un proceso inflamatorio asociado, como por ejemplo: otitis, laringitis, faringitis, etc.

 

Eliminación de Toxinas

En la actualidad, nos encontramos expuestos a numerosas sustancias tóxicas. Muchos de estos productos son bioacumulables, algunos se acumulan en el tejido adiposo y otros en órganos específicos, como el hígado o los riñones. Contamos con un sofisticado sistema natural de detoxificación para neutralizar y excretar toxinas. Pero factores condicionantes de nuestro estilo de vida actual, como la mala alimentación y el estrés, contribuyen a que las toxinas se acumulen en nuestro organismo.

Si hay una sobrecarga de toxinas, nuestro organismo nos alertará con diversas manifestaciones o síntomas. A veces, un dolor de espalda o de cabeza, el cansancio injustificado o una mala digestión son síntomas claros de que el organismo tiene una sobrecarga tóxica y no realiza las funciones fisiológicas con normalidad. Entre los síntomas más frecuentes destacan: alergias, asma, fatiga, problemas digestivos, insomnio, infecciones frecuentes, celulitis u obesidad, retención de líquidos, dolor de cabeza, pérdida de memoria y concentración, etc.

La Terapia de Drenaje y Detoxificación de Heel  trata de tres medicamentos cuya combinación actúa estimulando los órganos implicados en la eliminación de las toxinas. Mejora el drenaje linfático, favoreciendo la movilización de las toxinas, refuerza las funciones hepáticas e intestinales activando la biotransformación de las toxinas, y por último activa al riñón para eliminarlas.

La piel, es un órgano adicional especial para la excreción de toxinas, por eso es especialmente sensible a las toxinas. Los problemas cutáneos, desde el acné hasta el envejecimiento facial son signos de un exceso de toxicidad en la piel, eliminando las toxinas, conseguiremos devolver la luminosidad a la piel y minimizar los efectos del paso del tiempo de forma preventiva. Celulitis u obesidad son otros buenos ejemplos de acúmulo de toxinas. La terapia de Detoxificación y Drenaje de Heel ayuda a eliminar la retención de líquidos, mejora la circulación y disminuye el volumen.

Otras áreas terapéuticas 

Heel dispone de medicamentos para otras áreas terapéuticas siguiendo siempre la base de la Medicina Biorreguladora:

  • Aparato locomotor

Contusiones, hematomas y alivio dolor procesos inflamatorios: Traumeel

Contracturas, dolores musculares: Spascupreel

Dolores articulares, artrosis: Zeel T

  • Aparato Respiratorio

Rinitis y sinusitis:  Euphorbium comp.- Gotas Nasales SN

Rinitis alérgica estacional: Luffa comp.-Heel

Jarabe para el alivio de la tos seca: Homeotox

Alivio para la tos productiva: Tartephedreel

  • Estados gripales y resfriados

Prevención y tratamiento de los primeros síntomas: Invergriphi.

Activación y refuerzo de las defensas en caso de infecciones víricas: Engystol

Tratamiento de infecciones gripales: Gripp-Heel

  • Aparato digestivo

Ardor o acidez gástrica ocasional, meteorismo: Gastricumeel

Abuso de estimulantes (tabaco, café, alcohol): Nux vomica-Homaccord

  • Trastornos nerviosos

Trastornos del sueño, nerviosismo: Nervoheel

Estados de inquietud, con o sin fiebre en niños: Viburcol

  • Trastornos ginecológicos

Dismenorrea primaria: Spascupreel

Inflamación y dolor abdominal: Traumeel

  • Piel y ojos

Picaduras de insectos y enrojecimiento de la piel: Calendeel

Enrojecimiento ocular en afecciones de carácter leve, cansancio ocular: Oculoheel

 

Así que no lo dudes, si necesitas un tratamiento sin efectos secundarios, natural y efectivo, visita este enlace de nuestra web donde te informamos de toda la gama, visita www.heel.es,  contacta con nosotros o ven a visitarnos!!!

Una respuesta a “Heel: Medicina Biorreguladora”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*